eseuzh-CNenfrdeitpt

Mantenimiento necesario de evaporativos y ventiladores


El otoño es un buen momento para la necesaria revisión de los equipos de refrigeración y para abordar un mantenimiento que resulta imprescindible. Para la seguridad de las máquinas y de los trabajadores.

Evaporativos portátiles y ventiladores industriales necesitan, igual que los coches, pasar su particular itv.

Y octubre es un mes adecuado para ello.

Antes de plegar y recoger, es bueno chequear los equipos que han funcionado a pleno rendimiento en verano.

Evaporativos portátiles y ventiladores han servido durante los meses de calor para asegurar el confort térmico de fábricas y almacenes.

Y toca ahora pasarles la revisión y hacer los retoques y cambios oportunos para que estén listos para el verano de 2021.

El mantenimiento es una inversión rentable siempre porque asegura la continuidad de los equipos.

El otoño trae lluvia, descenso de temperaturas, menos horas de sol… y esto obliga a las empresas a empezar a usar los sistemas de calefacción.

Los ventiladores industriales de techo son aparatos muy útiles para la distribución del calor porque permiten recircular el aire caliente suspendido en la parte alta del pabellón industrial.

¿Por qué dedicar tiempo y dinero ahora al mantenimiento de los equipos de refrigeración?

En primer lugar, porque es algo imprescindible e ineludible.

En el caso de los ventiladores de techo, porque los vamos a seguir usando debido a que permiten ahorrar hasta un 30% de calefacción.

En el caso de los evaporativos, es preciso una acción preventiva para que queden listos para su próxima utilización.

En todos los proyectos, también en los de clima, Sacine trabaja con un enfoque integral que incluye servicio post venta y labores de mantenimiento.

Estos son los trabajos que Sacine ofrece a sus clientes para el mantenimiento de los equipos de refrigeración:

ENFRIADOR EVAPORATIVO PORTÁTIL: MANTENIMIENTO PREVENTIVO

  • Vaciado del depósito de agua
  • Extracción de paneles traseros e inspección visual de su estado.
  • Limpieza del depósito interior.
  • Comprobación de las conexiones de la bomba de agua.
  • Comprobación del correcto funcionamiento del flotador del depósito.
  • Comprobación del correcto anclaje del ventilador central.
  • Comprobación de las conexiones de entrada y salida del equipo.
  • Comprobación del correcto funcionamiento de los controles.
  • Comprobación de la correcta colocación de la lengüeta del colector.
  • Extracción del colector de agua y limpieza de obstrucciones.
  • Aporte de pastilla antibacteriana.
  • Aporte de pastilla para evitar la formación de cal.

ENFRIADOR EVAPORATIVO PORTÁTIL: PUESTA EN MARCHA Llenado del depósito de agua.

  • Puesta en marcha de los equipos.
  • Regulación flujo de agua en paneles.
  • Comprobación de sistemas y ajustes.

VENTILADOR INDUSTRIAL DE TECHO

  • Comprobación de que todos los pernos de montaje estén presentes y estén apretados con un par de 90 lb·pie (122 N·m) mediante una llave dinamométrica calibrada.
  • Comprobación de que todos los pernos que sujetan las paletas aerodinámicas a los puntales estén presentes y estén apretados con un par de 29 lb·pie (39 N·m) mediante una llave dinamométrica calibrada.
  • Inspección de las terminaciones del motor dentro de la caja de conexiones.
  • Revisión de todas las conexiones del controlador del ventilador.
  • Comprobación de que las palas aerodinámicas estén sujetas entre sí por los soportes tipo 'boomerang'.
  • Comprobación de que los tornillos que sujetan las aletas directrices a las palas aerodinámicas estén apretados.
  • Inspección para ver si el reductor de engranajes tiene fugas.
  • Confirmación de la presencia del cable de seguridad y de los cierres para cable. El cable debe estar envuelto alrededor del perfil doble T o los hierros angulares, con el mayor ajuste posible. Los cierres para cable deben estar sujetos firmemente en el lado superior del perfil doble T o los hierros angulares.
  • Eliminación de polvo de las paletas aerodinámicas, motor, reductor y chasis.
  • Cambio de aceite del reductor si fuese necesario.

 

Desde la colocación de una pastilla desinfectante o el vaciado de agua en los evaporativos hasta el chequeo de los pernos de montaje y las palas de los ventiladores, todas son acciones esenciales para el mantenimiento de los equipos de refrigeración.

¿Has pensado cuándo y cómo vas a hacer estos trabajos?

El momento es ahora. Y el cómo te lo facilita Sacine.

Puedes confiar en nosotros para hacer un mantenimiento de calidad que asegure el buen funcionamiento de los equipos.

Llámanos para agendar una cita.

Todos nuestros productos disponen de certificado

 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí