eseuzh-CNenfrdeitpt

Las puertas industriales son un equipamiento básico para la buena marcha de fábricas y almacenes. La variedad es amplia. Y ha evolucionado mucho en los últimos años. Los golpes de carretillas son el mayor peligro para las puertas de fábricas y almacenes. Especialmente para aquellas puertas que necesitan abrirse muchas veces por el paso frecuente de vehículos.

Las puertas que soportan un tráfico elevado están más expuestas a golpes y averías. La innovación en este sentido ha llegado por vía de los materiales y del sistema autorreparable.

Los paneles de lona PVC de las puertas rápidas son un material flexible que soporta mejor los golpes sin perder el aislamiento. Asimismo, el sistema autorreparable hace que la puerta recupere su posición en caso de salirse de la guía. Esto ayuda a evitar parones y a mantener la productividad.

Las puertas industriales cumplen dos cometidos básicos como cierre exterior y división de espacios en el interior. Las puertas exteriores pueden ser de finca, para cerrar la parcela exterior de la fábrica, o de nave, para clausurar el interior del pabellón y lograr seguridad y abrigo. Las puertas del interior de la nave se colocan para separar ambientes (limpio/sucio, por ejemplo) y para taponar corrientes de aire, en superficies diáfanas de miles de metros cuadrados.

Seguridad y ahorro energético 

Las puertas industriales juegan un papel esencial en términos de seguridad y ahorro energético. Son importantes para mantener seguro el espacio de la nave y evitar robos. Y cumplen una función de aislamiento, vital para el ahorro de energía y para reducir el coste de los sistemas de calefacción y refrigeración.

Las puertas industriales aportan diversas ventajas a las empresas:

  • Seguridad: protegen la finca y la nave industrial contras los intrusos.
  • Ahorro energético: ayudan a conservar la temperatura del interior de la nave y reducir el consumo energético.
  • Legalidad: facilitan el cumplimiento de prevención de riesgos en clima.
  • Productividad: permiten sostener el ritmo de trabajo y la productividad.

Las puertas industriales son una especialidad de Sacine, que cuenta con una de las gamas más completas del mercado de cierres industriales exteriores y divisiones interiores. Aunque disponemos de soluciones estandarizadas, la diferencia de Sacine son las puertas técnicas hechas a medida.

Instalamos puertas con todo tipo de requerimientos y tamaños en los sectores industriales más potentes y poseemos sobrada experiencia en grandes proyectos con estudios de ingeniería de por medio. Cada puerta industrial se ajusta a unas necesidades concretas y Sacine juega con la ventaja de tener un catálogo extenso con proveedores que son líderes mundiales. De este modo, podemos estudiar la mejor solución para cada cliente en cada momento.

Variedad de puertas industriales 

Puertas rápidas, puertas seccionales, persianas, metálicas, puertas de doble lona, puertas para el paso de puente grúa, puertas de hangar y grandes dimensiones, puertas para el paso de trenes, puertas cortafuegos… cada edificio, cada sector industrial y cada operativa necesita una puerta distinta.

Las puertas industriales son una especialidad de Sacine, que para cada instalación sigue los mismos pasos.

  1. Estudio de la necesidad del cliente.
  2. Medición preliminar del hueco para la puerta.
  3. Propuesta de solución con oferta económica.
  4. Medición final y fabricación.
  5. Instalación.
  6. Puesta en marcha. 
  7. Mantenimiento preventivo.
  8. Atención post venta.

Sacine ha instalado puertas industriales rápidas y de otros tipos en plantas de empresas como Bridgestone, Fagor, Coca-Cola, Grupo Gestamp, ITP, Leroy Merlin, Metro Madrid, Otis, Orona, Volkswagen o Mercedes. Somos además una empresa reconocida en el mercado por la instalación de puertas grandes.

Dos ejemplos recientes de instalación de este tipo de cierre de grandes dimensiones son dos puertas de doble lona de 24 x 20 metros en una de las plantas de Navantia y otra de 20 x 12 metros en las instalaciones de Airbus. En estos casos, las empresas buscan una puerta gigante, para maniobrar con grandes volúmenes. Persiguen además que sea fácil de abrir, pese al tamaño. Y que guarde la temperatura interior, gracias a su aislamiento, para evitar variaciones bruscas que interfieran en trabajos como la soldadura de alta precisión.

Funda para cubrir evaporativo

Los evaporativos portátiles son equipos que se usan en verano, en los meses de más calor.

Este es un tipo de equipamiento industrial de clima de uso estacional.

Cuando llega la temporada de otoño-invierno, las empresas recurren a la calefacción para aseguran el confort térmico en sus naves industriales.

Comienza el tiempo de la calefacción y termina el de la refrigeración de los espacios de trabajo.

Mantenimiento necesario 

Es ahora cuando toca hacer los trabajos necesarios de mantenimiento de estos evaporativos portátiles, que incluyen el vaciado del tanque de agua, la revisión del sistema eléctrico o el aporte de la pastilla antibacteriana.

Las labores de mantenimiento son imprescindibles para asegurar los equipos para el verano siguiente.

Después del mantenimiento, toca recoger los equipos.

Funda para evitar daños y suciedad 

Para hacerlo en las mejores condiciones, Sacine recomienda utilizar una funda protectora que cubra el equipo totalmente.

Es una manera de cuidar el evaporativo y evitar posibles daños y suciedad en estas unidades de refrigeración.

Sacine dispone de fundas para cada tamaño y modelo de evaporativo.

Contacta con nosotros para pedir la tuya y proteger tu equipo portátil de frío.

Mantenimiento evaporativos y ventiladores
El otoño es un buen momento para la necesaria revisión de los equipos de refrigeración y para abordar un mantenimiento que resulta imprescindible. Para la seguridad de las máquinas y de los trabajadores. Evaporativos portátiles y ventiladores industriales necesitan, igual que los coches, pasar su particular itv. Y octubre es un mes adecuado para ello. Antes de plegar y recoger, es bueno chequear los equipos que han funcionado a pleno rendimiento en verano. Evaporativos portátiles y ventiladores han servido durante los meses de calor para asegurar el confort térmico de fábricas y almacenes. Y toca ahora pasarles la revisión y hacer los retoques y cambios oportunos para que estén listos para el verano de 2021. El mantenimiento es una inversión rentable siempre porque asegura la continuidad de los equipos. El otoño trae lluvia, descenso de temperaturas, menos horas de sol… y esto obliga a las empresas a empezar a usar los sistemas de calefacción. Los ventiladores industriales de techo son aparatos muy útiles para la distribución del calor porque permiten recircular el aire caliente suspendido en la parte alta del pabellón industrial.

Uno de los retos de las empresas industriales con las que Sacine colabora es el acondicionamiento acústico del espacio de trabajo.

Las naves industriales pueden ser lugares ruidosos por la intensa actividad y el uso de maquinaria diversa.

Como es sabido, el nivel de ruido es uno de los tres factores que determina la salubridad de un espacio de trabajo junto a la temperatura y la iluminación.

A este respecto, además de la Ley española 31/1995, de 8 de noviembre sobre Prevención de Riesgos Laborales, existe legislación específica como la Directiva Europea 2003/10/CE y el Real Decreto 286/2006, del 10 de mayo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.

 

evaporativos-ventiladores

Ventiladores industriales y evaporativos portátiles cumplen la doble función de refrigerar y limpiar el aire de fábricas y almacenes

La alarma sanitaria por la pandemia de la COVID-19 ha concedido un inesperado protagonismo, este verano, a los equipos de refrigeración industrial que facilitan la ventilación de los espacios de trabajo.

Organismos y autoridades coinciden en que la ventilación de las instalaciones es una medida necesaria para prevenir contagios de la enfermedad causada por el coronavirus.

Evaporativos portátiles Cool-Space

Evaporativos portátiles de bajo consumo y alta eficiencia, ventiladores y cortinas de aire son una solución sencilla y económica para refrigerar naves industriales y almacenes en verano.

La refrigeración en verano de naves industriales y almacenes se convierte para las empresas en algo necesario y, a veces, en un reto complicado.

Rebajar la temperatura ambiente, muchas veces sofocante en periodo estival, y enfriar espacios de gran tamaño y diáfanos, como son las naves y almacenes, es una tarea más complicada que acondicionar un sistema de frío en un local comercial o en unas oficinas.

Puede ser que en un espacio de muchos metros cuadrados como suelen tener fábricas y almacenes de distribución la temperatura no sea homogénea en toda la sala y haya puntos de mayor carga térmica por presencia de maquinaria o personas.

En este caso, a la empresa le interesa que los equipos de frío sean portátiles para ubicarlos en puntos estratégicos del pabellón, según las necesidades.

La densidad de las instalaciones, los huecos abiertos, el cerramiento y el tipo de producción, cuando el trabajo es físico y el operario despliega una mayor actividad metabólica, son todas cuestiones que influyen en la temperatura interior de una fábrica o almacén y que requieren de soluciones personalizadas.

Sistemas de seguridad Sacine

Sacine ofrece soluciones de clima, acústica, puertas industriales, entreplantas y otras que ayudan a trabajar de forma más eficiente, más cómoda y también más segura.

Las empresas bien equipadas trabajan con ventaja porque mejoran los ratios de eficiencia y productividad. Son más competitivas.
Las que invierten en sistemas de seguridad consiguen además reducir accidentes, evitar sanciones, mejorar la salud de los empleados y rebajar el absentismo.

Mayor sensación de confort, ahorro energético y aumento del espacio disponible gracias a que los equipos se instalan elevados. Estos son solo algunos de los principales beneficios que puede reportar instalar un sistema de calefacción radiante ya sea en una nave de pequeñas dimensiones o en grandes espacios, como hangares, centros comerciales o deportivos. El calor radiante actúa de la misma manera que el sol.

Calienta los objetos sólidos y las superficies en su camino a través de ondas electromagnéticas. Esta energía se disipa en forma de calor al entrar en contacto con las personas y objetos. El resultado es un ambiente más confortable a un menor coste que los sistemas de calefacción convencionales. En Sacine somos distribuidores exclusivos de AmbiRad- Reznor en España.

Una empresa líder en Europa en Sistemas de Calefacción Radiante Industrial y pionera en el desarrollo de nuevos calentadores por tubos radiantes de gas. Ofrece productos de alta eficiencia térmica y radiante que ayudan a reducir los costes energéticos. Como los calentadores por tubos radiantes a gas: gama Vision Serie VS – VSA , Gran Eficiencia Energética Serie VSX, Gran Rendimiento Serie Óptima y Tubo Radiante Continuo Nor Ray Vac -o las Placas Radiantes Eléctricas y la Serie QuartzGlow.

Además, para poder controlar con múltiples opciones todo tipo de sistemas radiantes, AmbiRad ha desarrollado el “SmartCom”. Un aparato que permite controlar el calor en sencillas zonas unitarias o multizonas en el caso de grandes instalaciones.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí